Sea de forma coincidental o no, hay películas que tienen semejanzas con  otras.  Forrest Gump, dirigida por Robert Zemeckis y protagonizada por Tom Hanks (1994), cuenta, a través de los ojos inocentes y sinceros de Forrest, las convulsiones provocadas por la Guerra de Vietnam en EU.

Por otra parte, My name is Khan, dirigida por Haran Johar y protagonizada por Shahrukh Khan (2010), aborda las consecuencias del 11 S, a través de la mirada de  Rizwan Khan, un musulmán de la sección de Borivali de Mumbai, que sufre de síndrome de Asperger.